• 976 324 553
  • Carrera de la Camisera S/N - 50011 Zaragoza
  • contacto@cdoliver.es

Campos con fecha de caducidad

Fuente: Afición

Los seis clubes zaragozanos que más tiempo llevan con césped artificial quieren que se renueven sus superficies. Firman un documento y lo envían al Ayuntamiento para que incluyan las obras en los presupuestos de 2017.

Es un fin de ciclo obligado. Así al menos lo consideran los seis clubes zaragozanos de fútbol base que han firmado un documento en el cual solicitan al Ayuntamiento de Zaragoza, propietario de las instalaciones, que incluya en los presupuestos del próximo año la sustitución del césped artificial de alguno de los campos que ellos gestionan.

La superficie sintética es la que más se reproduce en el paisaje de terrenos de juego de titularidad municipal que se proyecta en la capital aragonesa. Alguno de esos rectángulos verdes lucen desde hace diez años. El desgaste diario de entrenamientos y partidos ha actuado de forma inexorable y el deterioro es evidente en La Nueva Camisera, José Luis Violeta, Torre Ramona, Valdefierro, Picarral y José Luis García Traid.

Así, los presidentes de los clubes afectados (Oliver, Montecarlo, Valdefierro, Balsas Picarral, Juventud y Hernán Cortés) se han unido para remitir una carta en la que hacen constar el delicado estado de sus campos al concejal de Deportes del Consistorio zaragozano, Pablo Híjar, además de instarle a una reunión con el fin de tratar la sustitución de los terrenos de juego a corto plazo.

La corporación del Ayuntamiento zaragozano inició a mediados de la pasada década un ambicioso plan de remodelación que, entre otros planes, conllevabala construcción o implantación de nuevos campos de hierba artificial. Entre algunas de aquellas primeras intervenciones se encontraban las que en peor estado se encuentran ahora. Después, ya en este último lustro, se produjo otro impulso que adaptó a una decena de escenarios del fútbol aragonés a los nuevos tiempos.

Ángel De Miguel rige el destino del CD Oliver y explica que «primero queremos hablar de una forma amistosa, sabemos que la situación económica no es boyante, pero buscamos que se nos tenga en cuenta, que sepan que es un problema y que es una necesidad imperiosa realizar los cambios: hay 2.500 niños que juegan 120 partidos a la semana en estos campos. Son cifras que hay que considerar».

El relleno de caucho es fundamental en el mantenimiento de estas superficies y el presidente del Balsas Picarral, Santiago Vela, expone su caso: «No tenemos campo de fútbol 7 y con el número de equipos que hay, el desgaste es lógico. El campo esta pelado y no se puede echar caucho porque ya no se vería la poca hierba que queda».

Más lesiones

Que el verde artificial se haya consumido deriva en problemas dentro del campo, como aseguro Faustino Lorente, dirigente del Montecarlo: «Con el cambio queremos prevenir el riesgo de lesiones que se producen con el suelo duro». El mismo punto de vista lo sostiene el presidente ejecutivo del Valdefierro, Miguel Asensio: «Tenemos constancia a través de certificados médicos de que el desgaste del césped provoca muchas lesiones».

Pero los inconvenientes para equipos y jugadores también se dejan notar fuera del terreno de juego. «La carbonilla que suelta el campo provoca muchos resbalones de camino a los vestuarios cuando llueve», recuerda Agapito Vázquez, mandatario del Hernán Cortes.

Los daños a los que está expuesto el futbolista en una superficie defectuosa lo ratifica un informe del traumatólogo Antonio Laclériga que complementó la documentación enviada a los responsables municipales. En el texto se destaca que «se recomienda el cambio completo de los céspedes que pierden sus características originales», ya que «se hacen peligrosos para la práctica del fútbol por incrementar el riesgo de lesiones».

El Ayuntamiento de Zaragoza cuenta con una amplia red de campos de fútbol formada por 28 instalaciones, además de La Romareda, cuya principal misión es acercar la práctica de este deporte al mayor número posible de ciudadanos.

La principal inversión por parte del Consistorio se ha centrado en sustituir una buena parte de los campos de tierra y de césped natural por superficies de césped artificial de última generación. En estos momentos existen 22 terrenos de juego de fútbol 11 y nueve de fútbol 7 con este firme. Las últimas intervenciones han consistido en dotar de césped artificial al CMF Nuevo Fleta y al CMF Juslibol, y en cambiar, el deteriorado CMF San José, que junto a los campos César Laínez (Santa Isabel), La Azucarera (San Gregorio Arrabal) y Torrero (Giner Torrero) ya habían sido reemplazados con anterioridad al sufrir diferentes deficiencias.

Los seis clubes firmantes no han recibido todavía una respuesta por parte del Ayuntamiento, pero confían en que llegue pronto. «Queremos que se nos reciba para intentar negociar un pacto en el que se refleje que en el próximo año se contabilice una partida en los presupuestos para realizar unas obras que consideramos que son una necesidad», comenta De Miguel, presidente del Oliver.

De momento, y hasta que eso ocurra, los seis campos evidencian que los años no pasan balde ni para ellos.

FUENTE: Heraldo Afición http://www.heraldo.es/aficion/noticias/campos-con-fecha-de-caducidad/

Articulos relacionados

Publicar comentarios

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Desde Youtube

GALERÍA FOTOGRÁFICA

sin-titulo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.